Aceite de oliva del Bajo Aragón

Las olivas no entienden de líneas en un mapa… tampoco el aceite. El nuestro, el del Bajo Aragón traspasa fronteras, las nacionales, abriendo mercados cada vez más exigentes, pero también las comarcales.