El Olivar

Nuestro aceite de oliva virgen extra nace de cada aceituna de nuestros más de cien mil olivos. Porque todo nuestro aceite es de producción propia. Sólo así podemos garantizar que siempre embotellamos lo mejor.


Nuestros olivos viven y beben de Aragón. Viven del cierzo, del sol, del frío y de la niebla de la Ribera Baja del Ebro, en las localidades de Escatrón, Sástago y Alborge, y dentro de la demarcación que da origen a la DO de Aceite del Bajo Aragón.

Y beben agua del Ebro, nuestro Oleum Flumen milenario. Gota a gota, con cuidado de darles sólo lo que necesitan y cuando lo necesitan.

ElOlivarOk